Flores de Papel

¡Cuanto me gusta escribir! Una mañana mas con el café reposado en la mesa junto a mi. Los niños gritan afuera, en el patio de la escuela donde aprendí a sumar y a dibujar. Ya entonces dibujabamos mujeres con pechos enormes, sin saber muy bién porqué. El escenario era una piscina y allí hombres y mujeres se lucían desnudos con cuerpos imposibles. Lo dibujamos entre tres, juntamos nuestras imaginaciones y nos reímos de lo exagerado de todo. Hoy, cunado escribo, sigo haciendolo desde la imaginación y con la misma motivación y ánimo de burla.

Ayer salío un físico-matemático-crack precóz por la tele en un documental sobre el Origami (QUE GRANDE). A sus 24 años lo tenía muy claro: “Hago física al igual que hacía matemáticas, porqué es divertido. No me motiva encotrarle utilidades sino el jugar con ella, con la física y su mundo”. Ese tio se inscribió a la universidad a los 12 y se doctoró a los 20. QUe crack! Y que sonrisa lleva!! Nos aconseja a todos que para ser felices hagamos aquello que nos divierte. Reflexiono sobre aquello que acabo de escuchar y por unos instantes me quedo sin respuesta. Estoy sentado enfrente del teclado Korg olvidado en el comedor. Lo enciendo y pongo a pruba la agilidad de mis dedos, hago una melodía, luego unos acordes, otra melodia, la pierdo, la recupero, la pulo y la vuelvo a perder. Experimento a lo largo de las octavas y en esos momentos me olvido de los planes de futuro. Me agobio por mi incompetencia, dejo que suene la caja de ritmos incorporada y agarro la flauta Amerindia a la que llamo Nube. Mis dedos están torpes y faltos de práctica pero consigo que mi aliento se sosiegue e incluso se sincronice en lo correcto con los dedos. Pero me flata algo, me falta algo de verde, de arboles y pájaros a mi alrededor, un pedazo de Buena Vista. Devuelvo la flauta a su lugar y me pongo a escuchar una mixtape de rap de NY. A medio disco llega mi hermano con unas flechas para el arco que le regalamos en su recién cumpleaños y me rescata de mi aburrimiento. Después es mi compañero de piso que llega y con él bajamos al parque a jugar al ping-pong. Allí nos quedariamos hasta pasadas las diez de la noche, tratando de encontrar repsuestas a dilemas existenciales, económicos, sociales. En Plaza Catalunya los nuevos  defensores de la libertad están de asambleas.

Es primavera, los dias són cada vez mas largos, el clima cada vez mas agradable y disfruto el poco tiempo que me queda libre y con energía para hacer algo divertido. Y luego me divierto aún mas contándolo en unas pocas líneas, con la ilusión de que en la brevedad se puedan allar, aunque sea solo una, las esquinas de esa mente mía de ideas e imágenes.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s